miércoles, 31 de agosto de 2016

LOS ESCRITOS DE ROLANDO: LA QUENA

LOS ESCRITOS DE ROLANDO
Mesa de Folklore
página webb TODOTANGO

-LA QUENA-

rolandomoro 30/08/2016

Dice la leyenda que, en los dominios incas, antes que descienda de los altos valles la gente del Manco Capac, se suscitó un apasionante idilio entre el hijo de Maratec y una indiecita que se le conocía por el nombre de Zenaguet. Este amor... Tan puro y limpio como el propio paisaje era amparado por los rayos del sol y bendecido por el misterio plateado de la luna, y el tiempo, en su rodar, no hizo otra cosa que hacer más profundo el romance; pero un día la indiecita Zenaguet enfermo y más tarde se apagó su vida.

La angustia, el desasosiego y la desesperación cundieron en el ánimo y sentimiento del indio enamorado y enloquecido ante la fatalidad junto al cuerpo de su amada extrajo la tibia de una de sus piernas y fabricó un instrumento para desahogar su pena, su dolor; y con él echó a rodar por montes y quebradas la doliente melodía que brotaba de aquella caña ósea que era como un emblema de su propia alma, de su corazón atribulado y de su recuerdo más querido ¡Y así...nació la quena!

... Por eso, desde siempre, este instrumento es como el símbolo de una raza que al ir pasando de generaciones y generaciones trae consigo la responsabilidad y la herencia de un sentimiento.

De esta forma lo han entendido cuatro jóvenes de este tiempo y utilizando para el canto de las melodías la voz básica de la quena, han conformado un conjunto al cual le secundan otros instrumentos para el acompañamiento y percusión.

A esta altura de las palabras caben ya los nombres: Isabel Pomar (quena); Felipe Vario (quena y percusión); Roque Aguirre (charango) y Raúl Coronel (guitarra) y en los cuatro radica entonces el ejemplo de una cultura musical incaica, regional y legendaria que encarnan con capacidad, honradez y dúctil ejecutoria.

Y de esta forma, con gente joven y ambiciosa, responsable y dotada de singular talento, queda cubierta una necesidad de expresión musical sudamericana, que si llega a su plenitud por INTI-SUMAJ, tal el nombre de la agrupación que al rescatar temas populares y siempre vigentes ubican ya este nombre artístico en el pináculo, según el juicio de los diletantes.

Así aparece en el firmamento artístico de nuestra América sureña este INTI-SUMAJ que al traducir su nombre al castellano trae la luminosidad de un " lindo sol" para alumbrar con toda su rutilancia el camino que se ha atrasado hacia el éxito.



*Víctor Abel Giménez*

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada